Mujeres

Violencia de género en México: alarmante

La violencia de género es un problema real y alarmante en México. Primero que nada, tenemos que entender que la violencia de género es cualquier forma de discriminación por el hecho de ser hombre o mujer. Puede haber violencia del género femenino al masculino y viceversa. Sin embargo, en el país hay casos exuberantes de violencia específicamente en contra de la mujer. En seguida se presentan datos duros y concretos que reflejan esta realidad.

todos_sinfondoActualmente 47 de cada 100 mujeres de 15 años en adelante que tienen o han tenido pareja, han vivido situaciones de violencia emocional, económica, física o sexual durante su actual o última relación. Si lo analizamos fríamente, estamos hablando de que casi la mitad del total de mujeres mexicanas, mayores de 15 años han sido agredidas por su pareja. Por otro lado,  30% del género femenino deja su desarrollo profesional y educativo por una pareja, esto se debe en gran medida por la falta de oportunidades en el país.

Desde la etapa del noviazgo, hay conductas que expresan claramente violencia hacia alguno de los dos géneros. Se sabe que 15.5% de las mexicanas entre 15 y 24 años que tienen novio han sido víctimas de violencia. El Instituto Mexicano de la Juventud ha elaborado encuestas nacionales de violencia en relaciones de noviazgo, las cuales arrojaron como resultado que la figura de poder de la mujer se ha acrecentado tanto a partir de movimientos feministas, y que los hombres también han sido víctimas (sobre todo de violencia psicológica) por parte de algunas mujeres.

Éste es un dato importantísimo cuando hablamos de violencia de género, pues en México se suele pensar que el término se refiere estrictamente a la violencia ejercida en contra de la mujer. La violencia de género se debe prevenir para que ambos géneros sean valorados como tal. Fomentemos la equidad de género, la cual dicta que todos tenemos derecho a mismas oportunidades que se ofrecen en el país.

Por: Fernanda González del Castillo.

Anuncios

¿Cómo contribuir a disminuir la violencia de género?

Es bien sabido que a nivel mundial como en particular en México, la violencia y discriminación por género sigue siendo un problema importante para tratar. Las estadísticas indican que el rezago de la mujer a nivel laboral y social, si bien, poco a poco ha disminuido, continúa siendo alarmante. Sabemos que falta mucho para alcanzar la equidad de género, que vamos en el camino, pero ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros en nuestro día a día para contribuir en la lucha por la equidad?

En Aledusad te compartimos 5 cosas que puedes hacer para ayudar a disminuir la discriminación por género:
1. Elimina las etiquetasIgualdad_0
No juzgues a una mujer por el simple hecho de ser mujer. Cada quien es libre de vestir y actuar como mejor le parezca, siempre y cuando no viole los derechos de los demás.

2. Respeta y sé cordial
Respeta y sé cordial con hombres y mujeres simplemente por el hecho de ser amable, no por su género.

3. Deshazte de los estereotipos
Hombres y mujeres podemos cocinas, encargarnos de la casa, trabajar. construir, cargar… Eliminemos los estereotipos y los roles por género.

4. En los deportes y actividades físicasdeportes-chicos
Avienta lo más lejos que puedas esos prejuicios que sólo te limitan, deja de decir que el fútbol es un deporte de niños, que las niñas no pueden patear o correr a toda velocidad. Deja que tus peques decidan el deporte que quieren practicar, empieza a romper
paradigmas y a cambiar mentalidades.

5. En tu vocabulario
Pon atención a la manera en la que te expresas. Es común que como padres caigamos en muletillas o expresiones que escuchamos de nuestros padres cuando éramos pequeños. Evita el uso de locuciones como “el hombre de la casa” o “calladita te ves más bonita”.

Recuerda: hombres y mujeres, todos humanos

La violencia de género se combate con respeto

La violencia de género no es un tema exclusivo de mujeres. Es común que al escuchar este término pensemos únicamente en la mujer como víctima y en el hombre no sólo como agresor, sino además como el causante de este problema. No obstante, este problema nos involucra a ambos.billy-elliot23

Si bien es cierto que los hombres también se ven afectados por el machismo al seguir estereotipos en los que la represión de las emociones masculinas es casi una obligación, no hay que perder de vista que este problema es sólo una de las formas de la violencia de género. Tristemente en nuestro país existen varios casos de violencia de pareja en los que el hombre es la víctima. Al igual que en su forma inversa, los tipos de violencia abarcan desde la manipulación, hasta la violencia psicológica, emocional e incluso física.

Vivimos en una sociedad en la que la cultura machista es parte de una herencia que venimos cargando desde siglos atrás, por este motivo es digno de llamar la atención que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 41% de la población mexicana percibe a los hombres como los principales responsables de la violencia y discriminación por género. ¿Cómo podemos culpar únicamente a un género (en este caso al masculino) por un problema que nos involucra a todos?

Cierto es que son muchos los factores que influyen para que este problema se siga perpetuando, sin embargo queda claro que es un reflejo de la falta de respeto que tenemos como sociedad. Cómo es posibhombresle que, en pleno siglo XXI, hombres y mujeres reciban una educación distinta, quizá no en cuanto a matemáticas, física o español, pero sí en lo referente a convencionalismos, normas de conducta y estereotipos.

Mientras se siga enseñando a las niñas a cuidarse para que no les falten al respeto cuando salen a la calle y no a tanto a niños  como a niñas a respetarse a sí mismos y a respetar a la otredad por igual, el machismo va a seguir. Sin un cambio de mentalidad en cuanto a los roles de hombre y mujeres difícilmente alcanzaremos la equidad.

¡Rompamos paradigmas, inculquemos el respeto!

El feminismo no es lo contrario al machismo

Hace un par de meses, en septiembre del año pasado, durante un evento especial de la campaña HeForShe, Emma Watson, representante ONU Mujeres, habló en favor de los derechos de la mujer y la importancia de la equidad de género. En su HeForShe-Screen-740x385discurso mencionó que actualmente ser feminista es considerado como un insulto. Esta palabra está cargada de una connotación negativa e inclusive se llega a considerar como la propuesta ideológica contraria al machismo; no obstante, “el feminismo es una teoría de igualdad y el machismo una teoría de inferioridad” y superioridad.

A pesar de las modificaciones que ha alcanzado el rol de la mujer a través de los años, la brecha entre hombres y mujeres continúa siendo alarmante; por un lado, la discriminación laboral por género y el empoderamiento dentro del núcleo familiar y social sigue siendo dominado por el género masculino. Por el otro, la violencia de género es un problema serio a nivel mundial.

En México, las cifras son alarmantes: 2 de cada 3 mujeres han sufrido violencia de género en algún momento de su vida, 63% de las jóvenes de 15 años ya han sido víctimas de algún tipo de agresión. Además, durante los últimos años los feminicidios se han disparado, entre 2007 y 2013 se reportaron “4 mil 955 víctimas, un promedio de 1.9 a 4.4 casos por cada 100 mil mujeres; seis víctimas cada día”.

todos_sinfondoPor otro lado, en nuestro país únicamente el 31.4% de las mujeres tiene una actividad laboral, de las cuales el 62% gana sólo 3 salarios mínimos. De acuerdo con una encuesta realizado por el portal trabajando.com la percepción de las personas encuestadas sobre las formas de discriminación laboral hacia la mujer es por salario, mayor dificultad para acceder a puestos directivos, ofertas laborales sólo para hombres y faltas de respeto.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 41% de la población mexicana percibe a los hombres como los principales responsables de la violencia y discriminación por género, pero cómo culpar únicamente al género masculino en una sociedad estereotipada, con una herencia cultural que dicta el comportamiento de la mujer como pasiva y sumisa frente al comportamiento del hombre fuerte y analítico.

Como bien mencionó Emma Watson en el discurso de la campaña HeforShe, el machismo también afecta a los hombres. Busquemos la igualdad, dejemos de lado los prejuicios y las etiquetas, mezclemos el azul y el rosa.

En un mundo donde la mitad de su población es mujer la equidad de género implica un progreso para la humanidad.

El rezago de la mujer en el campo de las TIC

Cuando comencé el tema que se me sugirió de este articulo, el objetivo era hablar del empoderamiento femenino, hablando de las mujeres más exitosas en el campo de las Tecnologías de la Información y Comunicación o TIC. Pero conformé fui investigando y leyendo diversas notas en periódicos, así como investigaciones, me encontré con una realidad muy fuerte, el campo de las TIC parece ser tema mayoritariamente de hombres, tanto en países del llamado primer mundo, como en países tercermundistas.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Harvard, las mujeres solo ocupan el 25% de los puestos de trabajo en el campo de las Tecnologías de la Información, además de que se presenta un alto índice
descarga (1)de deserción laboral de ellas en esta área, el cual llega a ser hasta de un 56%.

El motivo por el que pocas mujeres eligen el campo de las TIC para desarrollarse y menos aún y varias de quienes aceptan el reto terminan por desertar van desde el acoso y hostigamiento por parte de sus contrapartes masculinas, hasta la decepción por no poder avanzar en un escalafón de oportunidades protegido de manera recelosa por los hombres.

En un artículo publicado por el New York Times, podemos ver la historia de Elissa Shevinsky, una emprendedora en la rama de las tecnologías de la información, la cual tuvo desacuerdos con su socio de negocios, después de que ella criticó una aplicación llamada Titstare (una aplicación enfocada a que las mujeres publicaran fotos de sus senos) la cual fue defendida en Twitter por su socio con el argumento de que “No es misoginia contar una broma sexista, o no tomar en serio a una mujer, o incluso disfrutar de bubis”.

Esto le llama atención incluso a mujeres que se desarrollan en la industria como Sher????????????????????????????????????????yl Sandberg, Directora Operativa de Facebook, que comentó en una conferencia de Ted Talks, una anécdota de cuando llegó a trabajar en los puestos más altos de la compañía. Esto fue cuando le preguntó a un compañero de trabajo el por qué no sabía donde estaban los sanitarios de las mujeres “¿Me estas diciendo que soy la única mujer que ha logrado asegurar un puesto en este nivel” para lo que su compañero le contesto “Eso, o eres la única mujer que va al baño en esta oficina”.

En la misma conferencia, Sandberg, menciona que muchas de las mujeres subestiman sus propias habilidades, y que mientras que los hombres atribuyen sus éxitos a sí mismos, la mujeres regularmente los atribuyen a factores externos, como que alguien les ayudo. Al mismo tiempo comentó que las estadísticas no mienten, indican que el éxito y carisma, están positivamente correlacionados para los hombres, y negativamente correlacionados para las mujeres.

Por otro Lady Geek (@ladygeek) un grupo que hace campañas para mejorar las condiciones de las mujeres así como intentar aumentar su numero en la industria de las Tecnologías de la Información, publicaron en su libro “Little miss geek” que cuando preguntaban a las jóvenes qué pensaban acercas de las TIC, contestaban que las veían como aburridas y poco atractivas. 

En México, es importante tomar todo esto muy en cuenta, ya que mientras otros países como la India, están desarrollando programas y publicando artículos académicos acerca de la importancia de las mujeres en las TIC. Con estos datos, nuestro país parece estar rezagado en el área, debemos atacar los vicios de una industria lucrativa, que tan solo en el año 2022, se espera que cree 1.2 millones de empleos en los Estados Unidos, sin contar las oportunidades laborales que globalmente se podrán gestar.

Asimismo es fundamental que eliminar los estereotipos de género desde una edad temprana, de otro modo, será muy difícil eliminar el sexismo, machismo y discriminación contra la mujer no sólo en el ámbito laboral sino también en el aspecto familiar y social.