Hijos

Un ambiente positivo en casa siempre beneficia

Si alguna vez te has preguntado qué tanto influye lo que ocurre en casa tanto con nuestro humor o situación emocional como con el de los hijos, la respuesta es: más de lo que nos imaginamos. El ambiente familiar SIEMPRE influye de manera decisiva en nuestra personalidad. Para empezar, los valores que tenemos como personas se adquieren en casa.

Para entender un poco más de qué va el ambiente familiar y a que se refieren cuando se habla de él, en seguida se define. Se conoce al ambiente en una familia como al conjunto de relaciones que se establecen entre los miembros de ella, siempre y cuando se comparta el mismo espacio. Entonces, partiendo de esta definición, sin relaciones entre los miembros, no hay un ambiente como tal. Cualquier relación que haya en una familia, afecta directamente al resto de los miembros. Relación padre-madre, madre-hijos, padre-hijos, hijo-hijo. Solamente hay dos tipos de ambientes: positivo y negativo.

Existe un conjunto de elementos que ayudan a que el ambiente familiar influya de manera correcta en los niños. Estos son: amor, autoridad participativa, intención de servicio, trato positivo y tiempo de convivencia.

oracion-por-los-hijos1. Amor: Es necesario que los padres demuestren y sean evidentes en sus formas de cariño, ya que esto permite que el niño o los miembro de la familia se sientan cómodos y amados en el lugar donde viven. El cariño no sólo se muestra con palabras, sino con detalles. Y no necesariamente el amor se refiere a dejar de lado los aspectos correctivos y punitivos.

2. Autoridad participativa: Esto está relacionado con las formas de ejercer autoridad por parte de los padres. Es de suma importancia saber cómo llevar a acabo una figura de autoridad sin caer en el autoritarismo. Asimismo, la ausencia de autoridad, genera permisividad y poca responsabilidad y disciplina en los hijos. El equilibrio es lo más recomendable en cuanto al ejercer la autoridad.

3. Intención de servicio: Siempre es positivo que un padre tenga la intención de ayudar a sus hijos y fortalecer el lazo de ambas partes. Debe ser prioritaria la ayuda y la felicidad de los hijos de parte de los padres.

4. Trato positivo: El trato es clave en el sentir de los hijos conforme al ambiente familiar. No sólo se trata de darles amor y afecto, sino que las formas de hablarles o de ejercer autoridad están directamente ligadas al trato. Hay que generar un diálogo positivo de hijos y padres y así procurar una buena comunicación sin faltas de respeto que propicie al trato positivo.

5. Tiempo de convivencia: el tiempo de convivencia en la familia es esencial. Cuando los padres se ausentan de casa, los hijos lo resienten como una falta de atención. Muchas veces no depende de los padres el tiempo que se pasa con los hijos, pero el tiempo que realmente se les dedique debe ser el correcto.

Por: Fernanda González del Castillo

Anuncios

10 mandamientos para educar a tus peques

Nadie dijo que ser padre fuer fácil. Este trabajo de 24 horas no ofrece descansos, cursos de capacitación o recetas mágicas para aprender desarrollar un buen papel, ser un ejemplo a seguir, un guía y un compañero de juegos. Con el paso de los días si no nos tomamos el tiempo para analizar y poner atención en nuesrelacion-de-padres-e-hijostra convivencia con nuestros peques, su comportamiento y nuestro desempeño como padres es fácil caer en patrones de comportamiento que poco benefician a nuestros hijos. Por ejemplo, podemos empezar a ser muy permisivos, sobreprotectores o castigadores.

¿Te has detenido a pensar en qué tipo de padre eres, generalmente? Inténtalo, es una buena práctica que te permitirá evaluarte a ti mismo y lo más importante, analizar si estás llevando a tu hijo por el camino que deseas para él.

A continuación te compartimos algunos consejos que te pueden servir para guiar a tus peques de una mejor manera:

1. Convive con ellos22
Regálales y regálate tiempo de calidad para convivir en familia. Estos momentos crearán experiencias significativas no sólo para tus hijos, sino también para ti. Juega con ellos, esto estrechará los lazos de confianza y comunicación.

2. No decidas por ellos
Dales la libertad para tomar sus propias decisiones. Oriéntalos, sí, pero déjalos equivocarse, descubrir y experimentar.

3. No hagas por ellos lo que ellos pueden hacer
Forma hijos independientes, la única manera de hacerlo es dejándolos hacer sus propias cosas en la medida en que sean capaces de hacerlo. Muchas veces quEd-Mayo-ninos-y-quehaceres-257x300eremos consentirlos y quitarles piedritas del camino, pero recuerda que no siempre vas a poder estar a ahí para apoyarlos. La mejor manera de ayudarles es al enseñándoles a resolver las cosas solos.

4. Sé el ejemplo de lo que pregonas
No olvides que ellos te observan todo el tiempo. Para que tu palabra tenga valor debes ser coherente entre lo que dices, les pides y haces.

5. Establece límites
Enséñales que no siempre se puede tener lo que uno quiere. Ahórrales frustraciones y demuéstrales que para lograr grandes resultados hay que hacer grandes esfuerzos.

6. Fomenta el diálogo
Demuéstrales desde chiquitos que pueden confiar en ti sin temor a ser juzgados o regañados. Ahórrate malos entendidos y fomenta el diálogo.

7. Cuídalos, no los sobreprotejas
Cuídalos, sí, pero no exageres, un par de anticuerpos no le caen mal a nadie. No olvides que son niños y como tal deben poder jugar, ensuciarse, seguramente se van a caer de vez en cuando, pero ten la certeza de10112769-padres-e-hijos-en-jardin que aprenderán a levantarse.

8. Las cosas materiales jamás reemplazarán el tiempo de convivencia
Darles todas las cosas que te piden y más no es signo de cariño, el cariño de demuestra con la presencia y la convivencia.

9. Los golpes no educan
A pesar de lo que nos dice la manera de educar las personas anteriormente, los golpes no son necesarios para educar y enderezar el comportamiento de los hijos.

10. Evita los prejuicios
Una parte fundamental para que tus hijos tengan la confianza de acercarse a ti es que no se sientan juzgados al decir cualquier cosa. Haz un esfuerzo y ahórrate los prejuicios.

El internet: la niñera electrónica

La generación milenio, aquella que nació después de 1982, que creció de la mano de muchas de consolas de videojuegos, tuvo su primer teléfono móvil antes de los 20 años, y vivió la enorme penetración de internet y el auge de las redes sociales. Esa generación hoy se ha convertido en la vanguardia, de ahí han salido jóvenes innovadores que han revolucionado, con la ayuda de las TIC, la manera de recaudar fondos, publicitar empresas o expandir sus horizontes.

Sin embargo, cuando se convierten en padres, la brecha generacional con sus hijos es más corta que la que tuvieron images (1)ellos con sus padres en función de las TIC. Con la gran cantidad de recursos que ofrece el internet, es fácil encontrar en cualquier dispositivo móvil una herramienta para entretener a los hijos.

Esta nueva niñera electrónica, encarnada en todos los dispositivos que giran alrededor de internet,  funge como un biberón virtual, que tiene la tarea de distraer al niño, proporcionarle un ambiente de juego, y más que nada, evitar que busque la atención de sus padres. De acuerdo a un artículo publicado en la revista Pediatrics, esto “puede interferir en el desarrollo de la empatía y en la adquisición de herramientas para la resolución de problemas, cualidades que típicamente se obtienen mediante la exploración, el juego no estructurado y la interacción con niños de su misma edad”.

Las recomendaciones que marcan los expertos, son básicamente las mismas (aunque de una manera más urgente) que se señalaron ante el auge de la televisión: pasar más tiempo con los hijos, estimular a que jueguen fuera del ambiente virtual y hacer con ellos ciertas actividades indispensables para su desarrollo como leerles en voz alta.

Ahora, no es que las TICjuegos-friv-dia-del-nino, el celular, y las tablet, sean negativas en sí mismas para el desarrollo de los niños, éstas pueden ser bastante útiles, y contener aplicaciones educativas, así como para la estimulación del aprendizaje. El problema es cuando se usan simplemente como un sustituto de la atención y convivencia con los padres.

Cualquier extremo es malo, nuestra recomendación es acercar a los hijos al mundo de las TIC y aprovechar las oportunidades y recursos recreativos y pedagógicos que se pueden encontrar en los dispositivos móviles, con un tiempo limitado para no descuidar otro tipo de actividades necesarias para el desarrollo de lo pequeños. Además, este espacio se puede utilizar como pretexto para pasar tiempo en familia.

Gamergate: la violencia de género en la industria de los videojuegos

gamergatDurante gran parte de mi vida los videojuegos me han acompañado, construí sueños, metas, ideas, y hasta valores morales alrededor de ellos. Buena parte de mis intereses académicos se tornaron en la búsqueda de analizar los diferentes beneficios que tienen videojuegos en la educación y la sociedad, y un puñado de desarrolladores, diseñadores, y compositores en ese medio se convirtieron en mis héroes.

Nunca he dejado de seguirle la pista a lo que pasa en la industria, ni siquiera en las etapas oscuras donde no tenía ninguna consola dedicada para jugar, jamás dejé de revisar blogs, revistas, y paginas especializadas en línea. Pero recientemente, entre mis horas y horas de navegación, comencé a encontrarme con un tema que salía de manera constante en los encabezados de muchos de los blogs y páginas que visitaba, se trata del  Gamergate.

El inicio de lo que sería el Gamergate se dio cuando el novio de la diseñadora de videojuegos Zoe Quinn decidió acusarla de infidelidad en su blog personal, esto hizo de Quinn, un blanco de reclamos, hostigamiento y abuso, además del hackeo de su cuenta en la famosa red social  de Tumblr, todo por un grupo supuestamente perteneciente al mayor foro de videojuegos del mítico sitio de internet, 4chan, identificado como un movimiento a favor de un periodismo parcial de los videojuegos.

La “justificación” principal de estos ataques tubo que ver con acusaciones de que la relación infra noviazgo entre la desarrolladora Quinn y el articulista del sitio Kotaku, Nathan Grayson, influenciaron en las reseñas positivas que tubo el juego publicado por Quinn, lo cual, disfrazó a una campaña de misoginia, con la bandera de la lucha por un periodismo de videojuegos justo.

Posteriormente, se le sumo una dimensión más al discurso, cuando los retractores del Gamergate, comenzaron a dibujar una línea que diferenciaba a ellos, quienes veían a los videojuegos como una forma pura de entretenimiento, de los particle-1215952-06937933000005DC-287_468x584eriodistas, quienes los comenzaban a ver los videojuegos como una forma de arte; y aceptaban que elementos como la violencia quedaran fuera de algunos videojuegos, sin que esto afectara la noción de esta nueva expresión de comunicación, que cada día alcanza más fuerza.

Ya con los frentes ideológicos delimitados, los miembros del Gamergate se han dedicado a atacar a periodistas que critican su visión sobre los videojuegos, pero lamentablemente gran parte de estos ataques son dirigidos contra mujeres, o figuras reconocidas en el medio de los videojuegos como Felicia Day, que entre otras cosas, critican la arcaica representación de la figura femenina en el mundo de los videojuegos, y cuestionan fuertemente los fundamentos ideológicos del Gamergate.

Como video jugador, el escenario del gamergate me ha echo reflexionar sobre lo mucho le queda por avanzar la industria de los videojuegos, sobre todo el papel de la mujer en este medio. Pero más allá de eso, me ha hecho reflexionar sobre cómo un tema como la violencia de género, sigue presente de manera enorme, lo cual mantiene la gran necesidad de educar sobre este tema a la población, no sólo enfocado a los video jugadores, sino a todos lo que usamos el internet.