familia

Cómo influye la familia en los hijos

Para entender a un pequeño, es necesario analizar todo lo que influye en su desarrollo como persona. Todas las esferas sociales que rodean a un niño influyen en diferentes aspectos como su personalidad, valores, conductas, etc. ¿Qué grupo social es el qué más influye en un pequeño? La familia definitivamente. Aunque éste pase mucho de su tiempo en la escuela o en las actividades extracurriculares, la familia es la esfera social más influyente en la vida de los hijos. Analicémoslo más a fondo.

adopcionfundacionmicasaEn un niño, la familia es parte básica en su desarrollo. Por lo general, la familia es el primer núcleo en el que los seres humanos nos desarrollamos e interactuamos. Es en éste núcleo en el que los pilares que son los padres forman los cimientos de la educación y personalidad de cada uno de sus hijos.

La familia es el grupo social con características únicas y con funciones muy importantes hacia dentro y con la sociedad. Los puntos que se desarrollan en un niño con en la esfera familiar son: la propia imagen o la autoestima, transmisión de valores y cultura, desarrollo de la personalidad y el desarollo emocional.

Comencemos por la imagen propia. El marco donde uno va creando la visión de sí mismo es en la familia, ahí se va estableciendo la valoración ya sea negativa o positiva. Es importante los padres puedan fomentar un ambiente que propicie que los hijos puedan lograr generar una autoestima alta. Muy relacionado con esto está el desarrollo de la personalidad. Como los miembros de la familia son el primer contacto que tienen los pequeños, estos van formando las reacciones, actitudes, conductas, estilos de comportamiento determinado que van a marcarlo para su vida adulta. En ocasiones, los padres suelen resaltar los errores que se cometen de pequeño y sus reacciones los marcan de gran manera. Lo mismo pasa con los regaños, cuando los hijos se equivocan por más de una vez. Los expertos recomiendan que se establezca un diálogo pues el utilizar frases como ‘estás mal’ o ‘no sabes hacerlo’ afecta a la perspectiva que tienen de ellos mismos.

como-manejar-costo-tener-familiaLa transmisión de valores y cultura se da por primera vez en el seno familiar, dependiendo de la escala de éstos para los pilares de ésta. Los principios de los padres son la base de la socialización del niño hacia afuera, por supuesto con sus correspondientes costumbres y tradiciones. Los hijos aprenden con el ejemplo y el ver a sus papás actuar de cierta manera conforme a sus ideales, es algo que ellos mismo adquieren a través de la observación y que a partir de ella le dan valor propio en su vida. Por ejemplo, la pasión por algún deporte, la profesión, la religión, el trato a las personas, las maneras de actuar, etc. El desarrollo emocional, por último, se da con el apoyo seguro de experimentar e ir aprendiendo a ser persona. El apego y los vínculos emocionales padres e hijos son elementales para que se asegure el bienestar psicológico y emocional del niño. Los padres deben saber que el estar para sus niños en momentos críticos es determinante en sus vidas. Sentir el apoyo en situaciones que para ellos significa mucho, es una forma de apegarse y de generar un desarrollo emocional positivo, al mismo tiempo que evita crear inseguridades en ellos. Si los padres no permiten que su hijo se separe de vez en cuando para estar en la escuela o en la familia de algún compañero; resulta más difícil, para ambas partes, el proceso de separación, necesario para que los peques poco a poco se conviertan en personas autónomas e independientes.

Podemos definir la familia como un grupo de personas unidas por un parentesco, que proporciona a sus integrantes protección, seguridad, afecto y apoyo emocional. Tomando todo lo que influyen los miembros de la familia en un hijo, debemos estar conscientes de que cada una de las decisiones y actitudes que se tomen dentro de este grupo social deben ser bien estructuradas, pensadas y ejecutadas sabiendo de por medio que le afecta de gran manera a todas las partes involucradas en el seno familiar.

Por: Fernanda González del Castillo

Un ambiente positivo en casa siempre beneficia

Si alguna vez te has preguntado qué tanto influye lo que ocurre en casa tanto con nuestro humor o situación emocional como con el de los hijos, la respuesta es: más de lo que nos imaginamos. El ambiente familiar SIEMPRE influye de manera decisiva en nuestra personalidad. Para empezar, los valores que tenemos como personas se adquieren en casa.

Para entender un poco más de qué va el ambiente familiar y a que se refieren cuando se habla de él, en seguida se define. Se conoce al ambiente en una familia como al conjunto de relaciones que se establecen entre los miembros de ella, siempre y cuando se comparta el mismo espacio. Entonces, partiendo de esta definición, sin relaciones entre los miembros, no hay un ambiente como tal. Cualquier relación que haya en una familia, afecta directamente al resto de los miembros. Relación padre-madre, madre-hijos, padre-hijos, hijo-hijo. Solamente hay dos tipos de ambientes: positivo y negativo.

Existe un conjunto de elementos que ayudan a que el ambiente familiar influya de manera correcta en los niños. Estos son: amor, autoridad participativa, intención de servicio, trato positivo y tiempo de convivencia.

oracion-por-los-hijos1. Amor: Es necesario que los padres demuestren y sean evidentes en sus formas de cariño, ya que esto permite que el niño o los miembro de la familia se sientan cómodos y amados en el lugar donde viven. El cariño no sólo se muestra con palabras, sino con detalles. Y no necesariamente el amor se refiere a dejar de lado los aspectos correctivos y punitivos.

2. Autoridad participativa: Esto está relacionado con las formas de ejercer autoridad por parte de los padres. Es de suma importancia saber cómo llevar a acabo una figura de autoridad sin caer en el autoritarismo. Asimismo, la ausencia de autoridad, genera permisividad y poca responsabilidad y disciplina en los hijos. El equilibrio es lo más recomendable en cuanto al ejercer la autoridad.

3. Intención de servicio: Siempre es positivo que un padre tenga la intención de ayudar a sus hijos y fortalecer el lazo de ambas partes. Debe ser prioritaria la ayuda y la felicidad de los hijos de parte de los padres.

4. Trato positivo: El trato es clave en el sentir de los hijos conforme al ambiente familiar. No sólo se trata de darles amor y afecto, sino que las formas de hablarles o de ejercer autoridad están directamente ligadas al trato. Hay que generar un diálogo positivo de hijos y padres y así procurar una buena comunicación sin faltas de respeto que propicie al trato positivo.

5. Tiempo de convivencia: el tiempo de convivencia en la familia es esencial. Cuando los padres se ausentan de casa, los hijos lo resienten como una falta de atención. Muchas veces no depende de los padres el tiempo que se pasa con los hijos, pero el tiempo que realmente se les dedique debe ser el correcto.

Por: Fernanda González del Castillo

La importancia de la convivencia familiar

Nuestro núcleo más cercano, del que aprendemos, nos nutrimos y formamos gran parte de nuestra identidad es la familia. El ambiente en el que crecemos y nos desarrollamos toma un papel vital en nuestra formación.

lafamiliaunoasisdelamordeDiosComo seres humanos somos entes sociales, vivimos en conjunto, en sociedad. Cada día debemos convivir con otras personas, desde el momentos en que salimos a la calle, en la escuela, el trabajo o la casa. Al ser una actividad tan cotidiana, es fácil que se pase por alto la importancia de enseñar a nuestros peques a convivir de manera armónica. Cierto es que las normas de convivencia se aprenden principalmente por medio del ejemplo, pero no está de más reflexionar un poco sobre las implicaciones que tiene el aprenderlas.

Es posible que, debido a la cotidianidad, no le demos la importancia suficiente a la convivencia familiar, que estemos tan inmersos en el trabajo o en algún dispositivo móvil que olvidemos estar completamente presentes en los momentos que tenemos para convivir con nuestros peques. Por eso, creemos que es conveniente reflexionar sobre cinco aspectos para los cuales la convivencia familiar es fundamental en el desarrollo de los niños:

1. El aprendizaje de valores:

Valores como el respeto, la honestidad, la solidaridad y la gratitud difícilmente pueden aprenderse en otro círculo fuera del familiar, de la convivencia diaria y sobretodo del ejemplo de las figuras paternas y maternas.

2. Hábitos:

Los hábitos se crean con el tiempo. La familia tiene una gran influencia sobre el tipo de hábitos que puede tener un niño, además de que puede frenar hábitos negativos que se puedan ir formando con el tiempo.

3. Confianza en sí mismos:

Mantener relaciones sólidas desde el núcleo más cercano de un niño le puede ayudar a tener mayor confianza en sí mismo. La aceptación de sus familiares puede fortalecer la percepción de sí mismo de manera positiva.happy-family

4. Soporte y desarrollo de la inteligencia emocional:

Lazos familiares fuertes, por un lado generan un soporte en el que el niño puede sentirse respaldado y seguro; por el otro un estilo de parentalidad adecuado puede contribuir a guiar al niño en la aceptación, manejo y control de sus emociones.

5. Desarrollo Integral:

Para contar con un desarrollo integral adecuado una convivencia sana en el núcleo familiar es indispensable.

El internet: la niñera electrónica

La generación milenio, aquella que nació después de 1982, que creció de la mano de muchas de consolas de videojuegos, tuvo su primer teléfono móvil antes de los 20 años, y vivió la enorme penetración de internet y el auge de las redes sociales. Esa generación hoy se ha convertido en la vanguardia, de ahí han salido jóvenes innovadores que han revolucionado, con la ayuda de las TIC, la manera de recaudar fondos, publicitar empresas o expandir sus horizontes.

Sin embargo, cuando se convierten en padres, la brecha generacional con sus hijos es más corta que la que tuvieron images (1)ellos con sus padres en función de las TIC. Con la gran cantidad de recursos que ofrece el internet, es fácil encontrar en cualquier dispositivo móvil una herramienta para entretener a los hijos.

Esta nueva niñera electrónica, encarnada en todos los dispositivos que giran alrededor de internet,  funge como un biberón virtual, que tiene la tarea de distraer al niño, proporcionarle un ambiente de juego, y más que nada, evitar que busque la atención de sus padres. De acuerdo a un artículo publicado en la revista Pediatrics, esto “puede interferir en el desarrollo de la empatía y en la adquisición de herramientas para la resolución de problemas, cualidades que típicamente se obtienen mediante la exploración, el juego no estructurado y la interacción con niños de su misma edad”.

Las recomendaciones que marcan los expertos, son básicamente las mismas (aunque de una manera más urgente) que se señalaron ante el auge de la televisión: pasar más tiempo con los hijos, estimular a que jueguen fuera del ambiente virtual y hacer con ellos ciertas actividades indispensables para su desarrollo como leerles en voz alta.

Ahora, no es que las TICjuegos-friv-dia-del-nino, el celular, y las tablet, sean negativas en sí mismas para el desarrollo de los niños, éstas pueden ser bastante útiles, y contener aplicaciones educativas, así como para la estimulación del aprendizaje. El problema es cuando se usan simplemente como un sustituto de la atención y convivencia con los padres.

Cualquier extremo es malo, nuestra recomendación es acercar a los hijos al mundo de las TIC y aprovechar las oportunidades y recursos recreativos y pedagógicos que se pueden encontrar en los dispositivos móviles, con un tiempo limitado para no descuidar otro tipo de actividades necesarias para el desarrollo de lo pequeños. Además, este espacio se puede utilizar como pretexto para pasar tiempo en familia.

Beneficios de la lectura en los niños

Es bien sabido que la lectura es una actividad que toda persona debería realizar de manera cotidiana. Leer trae consigo múltiples beneficios tanto a nivel académico como personal. Nunca es tarde para empezar con este hábito. Independientemente de la edad que se tenga siempre es un gusto sumergirse en un buen libro. Pero, ¿por qué es conveniente fomentar la lectura desde pequeños?

1. Ejercita el cerebro
Leer lleva tiempo y esfuerzo, es una actividad compleja que requiere de nuestra concentración. No es tarea pasiva, por el contrario, la lectura pone a trabajar a nuestro cerebro. Por medio de conexiones uno puede relacionar la historia mientras la razona e imagina cada hoja que lee.ninos-lectura-01-z

2. Mejora la concentración
Indudablemente cuando leemos nos introducimos en el texto, por un momento nos desconectamos de la realidad y nos metemos a un mundo nuevo que creamos con nuestra imaginación mientras avanzamos por las palabras. Sin embargo, esta no es una actividad tan sencilla, para lograrla se necesita cierto nivel de concentración.

Es evidente que depende de la complejidad del texto el nivel de concentración que necesitemos dedicarle, pero si desde niños nos acostumbráramos a leer, no cabe duda de que al llegar a la juventud o a la edad adulta seríamos capaces de leer textos de gran complejidad.

3. Desarrolla habilidades lingüísticas
¿Te suena la frase “cuando lees, se nota”? No cabe duda de que leer aumenta nuestro vocabulario e incluso en ocasiones puede mejorar aspectos gramaticales y ortográficos, aunque no necesariamente.

4. Estimula su imaginación
Los libros echan la imaginación a volar. Al leer todo está permitido y mientras más se lee más referencias se tienen para crear e imaginar nuevos mundos y realidades.

5. Desarrolla su empatía
Leer con tus peques cuentos o incluso novelas los ayuda a desarrollar su empatía y a ampliar su visión y perspectiva del mundo. Al relacionarse con los personajes pueden entender diferentes situaciones y ponerse en los zapatos del otro con más facilidad.Mother and Daughter Reading Together

6. Mejora su capacidad de abstracción
En este punto es importante mencionar que muchas veces se puede pensar que un niño sabe leer porque puede leer en voz alta, pero la actividad de la lectura conlleva mucho más que únicamente la descodificación fonética de los signos plasmados en un papel. Leer implica comprender y a su vez abstraer la información más relevante.

Un pequeño al que desde temprana edad sus padres le leen cuentos y más adelante se acostumbra a leer,tendrá una mejor capacidad de abstracción no sólo en los libros que le interesan, sino también en todos los ámbitos de su vida.

7. Ejercita su memoria
Al leer tus peques no sólo podrán relacionar las imágenes, los signos y las palabras, sino que también poco a poco irán recordando la historia.

Un ejercicio que puedes intentar para ayudarlos a ejercitar su memoria un poco más es leerles un fragmento de cuento largo o novela corta todas las noches, de esta forma, tus peques tendrán que recordar en qué parte de la historia se quedaron y cuáles eran los acontecimientos más importantes.

8. Mejora su desempeño escolar
Si desde pequeños inculcas el hábito de la lectura a tus peques, les ayudarás a estar más familiarizados con los textos, a poner atención y concentrarse, a aumentar su vocabulario y a ejercitar su memoria; habilidades que son necesarias para las actividades escolaram_142990_5642274_345118es, por lo que estarán mejor preparados para aprovechar y adquirir los conocimientos escolares que quienes no acostumbran leer.

9. Autoconcepto
Identificarse con los personajes de los libros puede ayudar a tus peques a consolidar su identidad al sentirse respaldados.

10. Crea vínculos con los padres
Leer en familia o leerles cuentos antes de dormir crea lazos afectivos que difícilmente se olvidan o pasan desapercibidos para tus hijos.

Un niño que aprende a disfrutar de la lectura es muy probable que cuando crezca conserve este buen hábito. Además de que aumentará su bagaje cultural y su forma de percibir el mundo se ampliará.

¿Realmente ayuda el ejercicio a sentirnos mejor?

Cuando estamos tristes, no encontramos nuestro lugar o nos sentimos sin ganas de hacer nada, nunca falta la persona que aconseja hacer ejercicio 22902624_xlpara sentirnos mejor. ¿Pero, realmente influye el ejercicio en la autoestima, en el arte de querernos a nosotros mismos, en nuestra salud emocional?

De entrada, el hecho de que el ejercicio nos ayude a sentirnos bien emocionalmente puede sonar difícil de creer, pero investigaciones recientes parecen demostrar la positiva relación entre el ejercicio y nuestra salud emocional.

Las actividades físicas, tienen un efecto positivo en la autoestima, en el control de las emociones, y ayudan a superar, así como disminuir, las posibilidades de sufrir de depresión… una enfermedad que actualmente se esta volviendo endémica.

En un estudió que se público en la Universidad Católica de España, queda demostrado que “para algunos autores la práctica de actividad física de forma regular, constituye un factor importante en la calidad de vida, produciendo efectos benéficos sobre la salud física y psicológica practica_ejercicioindependientemente de la edad y sexo de los sujetos”.

Otra de las cuestiones importantes que descubrió la Universidad Católica de España, es que las personas que practican ejercicio, gozan de un mayor control sobre sus impulsos emocionales, además de que suelen recurrir menos a la emotividad como estilo de afrontamiento del estrés.

Esto quiere decir que el ejercicio no solo sirve para que te sientas  bien o para prevenir la tristeza y depresión, sino que también ayuda a fortalecer tu inteligencia emocional para que puedas afrontar mejor los problemas laborales, familiares, y escolares, a los que todos en algún momento nos tenemos que enfrentar. Haciendo del ejercicio una actividad excelente para estar bien, tanto por dentro como por fuera.

El reto de los padres: la generación milenio y la televisión en línea

El internet ha sido una plataforma que ha transformado de manera abrumadora diferentes industrias, desde la música, los videojuegos, y recientemente hasta los libros. Pero si hay un medio que se había mantenido reacio a la serie de transformaciones que la gran red de la información tenía sobre el resto de las industrias culturales, era la televisión.

Mientras que a principios del nuevo milenio la distribución de música comenzó a mudarse a internet mediante las plataformas que ofrecían compañías como Apple, para después evolucionar a servicios de streaming y subscripción como el de Grooveshark y Pandora, la televisión se sentaba quieta, tranquila, omnipresente, viendo cómo los demás medios evolucionaban con las nuevas tecnologías, mientras ella, la pantalla chica, sólo se preocupaba por aumentar el número de pixeles en sus monitores. Sin embargo, con el advenimiento de la generación milenio nacida a mediados de la década de 1980, como fuerza de consumo, la televisión comenzó a cambiar.

Los primeros pasos se comenzaron a dar con la creación de Youtube en febrero del 2005. Donde por primera vez el usuario de internet tenía una herramienta confiable para ver, compartir, y crear videos, e incluso series y contenido original que se atrevía a desafiar a producciones más elaboradas.

Pese a estos tímidos pasos, la televisión seguía siendo la reina, series como Lost, Breaking Bad, entre otras, eran vistas en acuellas delgadas cajas rectangulares que demandaban una suscripción a cable, después llego Netflix, y las reglas del juego cambiaron. Actualmente la generación milenio, nacidos de 1980 a la fecha, ve más televisión en internet, por medio de tabletas, celulares, y computadores y dejando de lado la televisión tradicional.

Esto supone algunos retos y preguntas ¿Cómo puedo supervisar lo que mis hijos están viendo en internet? ¿Qué tan fácil pueden acceder mis hijos a contenido para adultos? ¿Y qué tan buena es la calidad de los contenidos?

netflix-streaming-1-750x456Toda esta serie de dudas pueden ser válidas, lo cual es entendible tomando en cuenta los diferentes riesgos que se pueden correr en internet como el cyberbulling o el malware, particularmente si se navega en sitios que no cuentan con las garantías de seguridad que ofrece Netflix, Yahoo Video, y Sony TV. Pero esto no quiere decir que se puedan tomar ciertos pasos para prevenirlos.

De acuerdo a un articulo publicado en el porta británico Daily Mail los más populares métodos para prevenir parte los riesgo que se puede correr en internet incluyen “supervisar las actividades de los hijos en línea, darle consejos a los hijos acerca de como navegar de manera más segura en la red, y poner reglas sobre el uso y acceso a internet”. Aparte de eso, es también recomendable que los padres conozcan las plataformas que usan sus hijos para poder entablar una conversación en el lenguaje que ellos manejan, y por qué no, pensar en el olvidarse un poco de la vieja televisión por cable y reunirse el fin de semana para ver una películas en cualquiera de los servicios de Televisión en Demanda que ofrece internet.

   

La familia, sociedad y entorno: la influencia de la sociedad en el desarrollo de los niños

Todo ser humano se adapta desde la infancia a una serie de normas que la sociedad ha establecido. A este proceso se le denomina socialización, y es a través de éste que la cultura y las normas se van inculcando a los niños desde pequeños. El primer contacto que tiene un niño con miembros de la sociedad es con sus padres. El proceso de socialización se da a través de las instituciones que conforman dicha sociedad, es por eso que la familia es la primer institución en la cual una persona va desarrollando su parte social, lo que sucede desde el momento de su nacimiento.

manosLa conducta del niño se va moldeando según sea su contacto con el resto de las instituciones sociales. Si bien, los padres son los primeros agentes de educación, también el resto de la familia ejerce gran influencia en el comportamiento del niño. Todo lo que éste se va apropiando, se genera a partir de lo que observa. Lo que sus padres o miembros de la familia desempeñen día con día, será aprendido por el niño y a través del ejemplo, éste irá desarrollando una personalidad propia. Otra de las instituciones que influyen en un infante es la escuela. Es ahí donde se van creando los primeros lazos interpersonales, ya que las amistades se van formando debido a que se comparten varios elementos, como la edad, los intereses, el nivel sociocultural, etc. Las relaciones sociales del niño forman parte de una de las dimensiones más importantes del desarrollo infantil.

Existen otras instancias sociales como la iglesia y los medios de comunicación que influyen en el desarrollo de los niños. Actualmente, se presenta mucha facilidad en la accesibilidad a los medios de comunicación, que muchas veces contienen mensajes que no son los adecuados para el desarrollo de la niñez. La familia, la escuela y las demás instituciones sociales pueden presentar diversos elementos que resulten negativos en el entorno social del niño haciendo difícil y negativa la expresión individual del mismo. No todo lo que rodea al infante tiene repercusiones positivas y hay que buscar evitar que el desarrollo sea negativo, ya que puede tener consecuencias que afecten en distintos ámbitos sociales de desarrollo individual del niño.

Es muy importante identificar qué institución o qué miembro social está ejerciendo influencia negativa en los niños, para así evitar que ésta crezca en ellos. También puede ocurrir que los niños que ya están influidos de manera negativa por su entorno, puedan ser miembros sociales que generen ambientes negativos en los demás niños. Después de identificar qué ejerce una influencia negativa en ellos, hay que capacitarlos para que se promueva la salud desde las distintas instituciones sociales en las que ellos se encuentran. Es decir, los padres y maestros, al llegar a identificar un problema de influencia negativa, deben promover el crecimiento y desarrollo positivo en el niño desde su entorno social, de tal manera que la dinámica familiar y escolar sea afectiva en un marco de aceptación que pueda guiar, educar, aconsejar, colaborar y fortalecer los aspectos positivos del niño para que el desarrollo sea fructífero en todos los ámbitos sociales en los que éste se encuentra.

Por: Fernanda González