Desarrollo

Cómo influye la familia en los hijos

Para entender a un pequeño, es necesario analizar todo lo que influye en su desarrollo como persona. Todas las esferas sociales que rodean a un niño influyen en diferentes aspectos como su personalidad, valores, conductas, etc. ¿Qué grupo social es el qué más influye en un pequeño? La familia definitivamente. Aunque éste pase mucho de su tiempo en la escuela o en las actividades extracurriculares, la familia es la esfera social más influyente en la vida de los hijos. Analicémoslo más a fondo.

adopcionfundacionmicasaEn un niño, la familia es parte básica en su desarrollo. Por lo general, la familia es el primer núcleo en el que los seres humanos nos desarrollamos e interactuamos. Es en éste núcleo en el que los pilares que son los padres forman los cimientos de la educación y personalidad de cada uno de sus hijos.

La familia es el grupo social con características únicas y con funciones muy importantes hacia dentro y con la sociedad. Los puntos que se desarrollan en un niño con en la esfera familiar son: la propia imagen o la autoestima, transmisión de valores y cultura, desarrollo de la personalidad y el desarollo emocional.

Comencemos por la imagen propia. El marco donde uno va creando la visión de sí mismo es en la familia, ahí se va estableciendo la valoración ya sea negativa o positiva. Es importante los padres puedan fomentar un ambiente que propicie que los hijos puedan lograr generar una autoestima alta. Muy relacionado con esto está el desarrollo de la personalidad. Como los miembros de la familia son el primer contacto que tienen los pequeños, estos van formando las reacciones, actitudes, conductas, estilos de comportamiento determinado que van a marcarlo para su vida adulta. En ocasiones, los padres suelen resaltar los errores que se cometen de pequeño y sus reacciones los marcan de gran manera. Lo mismo pasa con los regaños, cuando los hijos se equivocan por más de una vez. Los expertos recomiendan que se establezca un diálogo pues el utilizar frases como ‘estás mal’ o ‘no sabes hacerlo’ afecta a la perspectiva que tienen de ellos mismos.

como-manejar-costo-tener-familiaLa transmisión de valores y cultura se da por primera vez en el seno familiar, dependiendo de la escala de éstos para los pilares de ésta. Los principios de los padres son la base de la socialización del niño hacia afuera, por supuesto con sus correspondientes costumbres y tradiciones. Los hijos aprenden con el ejemplo y el ver a sus papás actuar de cierta manera conforme a sus ideales, es algo que ellos mismo adquieren a través de la observación y que a partir de ella le dan valor propio en su vida. Por ejemplo, la pasión por algún deporte, la profesión, la religión, el trato a las personas, las maneras de actuar, etc. El desarrollo emocional, por último, se da con el apoyo seguro de experimentar e ir aprendiendo a ser persona. El apego y los vínculos emocionales padres e hijos son elementales para que se asegure el bienestar psicológico y emocional del niño. Los padres deben saber que el estar para sus niños en momentos críticos es determinante en sus vidas. Sentir el apoyo en situaciones que para ellos significa mucho, es una forma de apegarse y de generar un desarrollo emocional positivo, al mismo tiempo que evita crear inseguridades en ellos. Si los padres no permiten que su hijo se separe de vez en cuando para estar en la escuela o en la familia de algún compañero; resulta más difícil, para ambas partes, el proceso de separación, necesario para que los peques poco a poco se conviertan en personas autónomas e independientes.

Podemos definir la familia como un grupo de personas unidas por un parentesco, que proporciona a sus integrantes protección, seguridad, afecto y apoyo emocional. Tomando todo lo que influyen los miembros de la familia en un hijo, debemos estar conscientes de que cada una de las decisiones y actitudes que se tomen dentro de este grupo social deben ser bien estructuradas, pensadas y ejecutadas sabiendo de por medio que le afecta de gran manera a todas las partes involucradas en el seno familiar.

Por: Fernanda González del Castillo