Promovamos el hábito de la lectura

Recientemente, se han emitido los resultados de la Encuesta Nacional de Lectura y Escritura 2015, que arroja datos interesantes sobre los hábitos que tienen los mexicanos para leer. Uno de estos menciona que el promedio de libros leídos al año por los mexicanos es de 5.3, mientras que en 2014, apenas alcanzaba los 3. Otro aspecto importante es que ha habido un incremento en el consumo de información a través de espacios digitales y que los soportes virtuales comienzan a insertarse lenta pero inexorablemente en las opciones de lectura de los mexicanos.

IMG_9862 (2) copiaEl dato anterior, más allá de hablarnos del consumo de lectura, hace evidente un aspecto importante: que actualmente, leemos mucho más y con más frecuencia que en otros tiempos, ya que la información que circula en medios digitales y que nutre los medios impresos así nos lo exige. Entonces, ¿por qué los mexicanos seguimos sin adquirir el hábito de una lectura constante? ¿O será que en realidad sí leemos, pero que los formatos bajo los cuales lo hacemos no tienen cabida en las encuestas? ¿Será en realidad que no fomentamos este hábito desde la niñez? ¿O es solamente la lectura e interpretación de textos escritos la que es válida cuando el mundo digital ofrece diversos lenguajes como el visual y el auditivo?

En pos de contestar éstas y otras preguntas, nuestro aliado, Fundación Telefónica México (FTM) estuvo impartiendo talleres en el marco de la edición 35 de la Feria del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) que se realizó en el Centro Nacional de las Artes.

Los talleres convocaron a niños de entre 10 y 12 años para trabajar problemáticas de fomento a la lectura, sensaciones respecto a los libros, sus contenidos y soportes, el diseño editorial y la vinculación que se desarrolla con esta actividad desde edades tempranas, tomando en cuenta que las nuevas generaciones viven inmersas en el consumo digital de información y por lo tanto los libros impresos y exclusivamente textuales pierden visibilidad frente a las publicaciones virtuales, que integran diversos lenguajes que son mucho más estimulantes.

Estas actividades demuestran el interés por trabajar en la calidad de la educación del país, buscando que las personas adquieran desde edades tempranas las competencias necesarias para que desarrollen un pensamiento crítico a través de la lectura, recordando que esta última es una de las habilidades que representa inclusión y participación social.

Por Angel Rivera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s